En 1968 dos hombre levantaron un puño por los derechos humanos en un estadio olímpico. UN MENSAJE CON EL CUERPO por el que fueron abucheados, amenazados y perseguidos. También consiguieron llevar la lucha por los derechos civiles afroamericanos a las portadas del mundo entero. En Septiembre volvemos a mandar mensajes con el cuerpo flamenco. ¡Flamen Power to the people!Si no conocías esta historia pincha aquí: http://goo.gl/FFWlUm 

En 1968 dos hombre levantaron un puño por los derechos humanos en un estadio olímpico. UN MENSAJE CON EL CUERPO por el que fueron abucheados, amenazados y perseguidos. También consiguieron llevar la lucha por los derechos civiles afroamericanos a las portadas del mundo entero. 

En Septiembre volvemos a mandar mensajes con el cuerpo flamenco. ¡Flamen Power to the people!

Si no conocías esta historia pincha aquí: http://goo.gl/FFWlUm
 

"Las palabras libertad, preso, madre, soledad, vida y muerte, se juntan como en una atracción de contrarios para configurar esa agobiadora cerrazón de horizontes en que se debate el flamenco" Caballero Bonald (foto: Colita)

"Las palabras libertad, preso, madre, soledad, vida y muerte, se juntan como en una atracción de contrarios para configurar esa agobiadora cerrazón de horizontes en que se debate el flamenco" Caballero Bonald (foto: Colita)

"A veces, toda una minuciosa y teórica indagación sobre la materia nos será mucho menos provechosa que el simple hecho de asistir a una auténtica «ceremonia» flamenca:"  JM Cabakkero Bonald ( foto: Colita)

"A veces, toda una minuciosa y teórica indagación sobre la materia nos será mucho menos provechosa que el simple hecho de asistir a una auténtica «ceremonia» flamenca:"  JM Cabakkero Bonald ( foto: Colita)